Segovia

Segovia, ciudad que mezcla el esplendor del Imperio romano con la época medieval, donde reyes y reinas la eligieron como morada.
Segovia es sinónimo de patrimonio e historia, pasear por sus calles es retroceder en el tiempo y asombrarse a cada paso con maravillas como el Acueducto, el Alcázar o la Catedral. Por algo ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.
Una escapada perfecta para un fin de semana en una de las ciudades más bonitas de España.

¿Preparados para acompañarme en este viaje en el tiempo?

DATOS PRÁCTICOS

– Como llegar: Si vuestra visita a Segovia es parte de un viaje a Madrid y no disponéis de coche, la forma más cómoda de llegar es en el tren de alta velocidad AVANT.
Este tren sale desde la estación de Madrid Chamartín y llega en algo menos de media hora a la estación de Segovia Guiomar.
Deberéis tener en cuenta que la estación no está en el centro de Segovia, por lo que para llegar hasta allí tendréis que coger el autobús nº 11 (aproximadamente 20 minutos).

Os dejo el enlace a la web de Renfe donde podréis comprar los billetes y ver los horarios del tren y la web de movilidad de Segovia para que veías los horarios del autobús.

Si llegáis a Segovia en vuestro propio coche, podéis optar por reservar el parking en vuestro hotel (ojo, si os alojáis en el casco antiguo no está permitido circular, es la mayor parte peatonal, preguntad bien si os tienen que dar algún permiso) o, si es de pago y no queréis sumar este gasto o no dormís allí, una opción gratuita es buscar aparcamiento en el Parking del Velódromo (Calle Ezequiel González), en la Plaza de Toros de San Lorenzo (Calle Cardenal Zúñiga), en la Carretera Madrona o en una calle que hay de tierra al lado del hotel San Antonio El Real.

Parkings de pago hay muchos y también podéis optar por la zona azul o verde si vuestra visita va a ser corta.

– Seguro: Aunque para las escapadas de fin de semana nosotros nunca contratamos seguro adicional, os recomiendo entrar en la web de Iati seguros ya que han añadido una nueva modalidad llamada Iati Escapadas que os podría encajar si viajáis con mascotas o la visita de Segovia es parte de un road trip por España o Europa.
Si accedéis a través de este enlace o pincháis en la foto, tendréis un 5% de descuento.

– Cuándo ir: En Segovia los veranos son calurosos y secos y los inviernos muy muy fríos. Aunque ver el acueducto nevado tiene su punto creo que no es la mejor fecha.
Primavera y otoño son, en mi opinión, las épocas más suaves y adecuadas para ver esta ciudad. Nosotros hemos ido dos veces, en junio y en abril y nos hizo un tiempo perfecto.

ALOJAMIENTO

El Hotel San Antonio El Real ha sido el alojamiento elegido en Segovia las dos veces que hemos visitado la ciudad.
Situado junto al nacimiento del acueducto y declarado Monumento Nacional de Segovia es una joya llena de historia y un alojamiento único.

El Rey Enrique IV de Castilla disponía desde que era príncipe de un palacio de recreo en lo que entonces eran las afueras de la ciudad de Segovia. Posteriormente, decidió fundar un convento de franciscanos bajo la advocación de San Antonio, y su hermana la reina Católica Isabel I convirtió en femenino el convento, sobreviviendo en perfecto estado hasta hoy.
Lo más característico es su Jardín Claustro del s.XV donde tomar un aperitivo o disfrutar de una romántica cena. Es una preciosidad y merece dedicarle un poco de tiempo porque la paz que allí se respira es única.

Segovia

Las habitaciones son bastante austeras (no hay que olvidar que fue un convento) y hay de dos tipos, unas de estilo «romántico» con dosel en la cama y otras sin él. Nos hemos alojado en ambas por lo que os muestro las fotos.

Aunque mi rincón favorito es el claustro, es una maravilla.

Segovia

Un alojamiento en Segovia al que le tengo muchas ganas (y que nunca he logrado reservar porque siempre estaba lleno) es el Eurostars Convento Capuchinos, otra opción con encanto y muy buenas opiniones. Si vais ya me diréis qué tal es.

QUÉ VISITAR

Aunque Segovia se puede visitar en un día (muchas veces es una excursión que se hace desde Madrid) yo os recomiendo dedicarle una noche. Así podréis ver el precioso atardecer que hay con el Alcázar como protagonista, es de los momentos más especiales y únicos y os aseguro que no os defraudará. Además, durmiendo una noche podéis ampliar las visitas a los alrededores de Segovia como La Granja de San Ildefonso o Pedraza, considerado uno de los pueblos más bonitos de España.

Centrándome en Segovia los principales puntos turísticos son:

Acueducto

Es sin duda el símbolo de Segovia y una de las joyas romanas más espectaculares de España. Lo habréis visto en infinidad de fotos pero creedme que en persona, impresiona.

Esta sensacional obra de la ingeniería tiene 167 arcos y casi 30 metros de altura. Su construcción data de principios del siglo II d. C, a finales del reinado del emperador Trajano o principios del de Adriano (entre los años 112 y 116, no se sabe con exactitud) y es uno de los acueductos más grandes y mejor conservados del mundo.

Lo más habitual es verlo desde la Plaza del Azoguejo, una estampa muy típica con el famoso restaurante Casa Cándido a un lateral.

Segovia

Pero yo os recomiendo dedicarle algo más de tiempo y seguir sus «andanzas», es decir, ver como va ganando altura para sorprenderos cuando lleguéis a la plaza que os comentaba.

El recorrido comienza desde el Hotel San Antonio el Real, donde podréis ver por donde iba el agua y como sus arcos son muuuy pequeños.

Segovia

Lo vais siguiendo hasta llegar a la Plaza del Azoguejo, donde lo veréis desde abajo y dudo mucho que no os salga una expresión del tipo «guauuuu, que pasada».

Segovia
Segovia

Para finalizar, subid las escaleras que veréis a un lado de la plaza hasta llegar al Postigo del Consuelo (uno de los miradores más espectaculares de Segovia y desde donde podréis ver el acueducto con toda su altura).

Segovia

Otra perspectiva impresionante y que os recomiendo no perderos por nada del mundo es subiendo la calle San Juan, donde podréis ver, además del Acueducto en su totalidad (miro las fotos y me sigue impresionando), una polémica escultura que os dará mucho juego: la Estatua del Diablo.

Segovia
Segovia

Imposible no sacarse una foto con tan tremendo photocall. Es un diablo muy moderno, con móvil y queriéndose hacer un selfie jajaja. Ahora os cuento la leyenda del diablo y el acueducto.

Segovia

Pero antes de subir la cuesta os llamará la atención una estatua: la Loba Capitolina. Fue un regalo de Roma a Segovia en el bimilenario del Acueducto. ¿Habéis visto la original en los Museos Capitolinos de Roma?

Segovia

Y ahora si, la leyenda:
«Cuenta la leyenda que una niña harta de subir todos los días hasta lo más alto de la montaña a por agua le pidió al demonio que construyera algún medio para que no tuviera que subir y bajar todos los días con el cántaro. Por la noche, se le apareció el demonio y le concedió el deseo a cambio de que, si conseguía terminar el acueducto antes de que cantara el gallo, le tendría que dar su alma. La niña aceptó y el demonio comenzó a construir el acueducto, momento en que la niña se arrepintió de haberlo deseado. Justo cuando le quedaba una piedra para terminar cantó el gallo, lo que hizo que el demonio fracasara y la niña no perdiera su alma».


En el hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen de Nuestra Señora de la Cabeza y es la piedra con la que carga la estatua, símbolo de su derrota.

Leyendas a parte, el acueducto fue una herramienta imprescindible para transportar el agua a lo largo de 16.222 metros aprovechando los desniveles del terreno y abastecer a los habitantes de Segouia. Todo un logro y, como he comentado antes, una obra de ingeniería romana.

Un secreto: si os gustan las tiendas con personalidad de libros de segunda mano no os debéis perder la Liberbodega de Andrés, una joya muy cerca de la Casa de las Cadenas (un par de comics se vinieron con nosotros) tanto por su contenido como por su dueño.

Plaza Medina del Campo

La Plaza Medina del Campo es otro de los lugares más bonitos de Segovia.

Segovia

En ella se encuentra la Iglesia de San Martín, construida en el siglo XII pero de origen mozárabe y estilo románico. Os llamará la atención su torre campanario y su preciosa galería porticada.

Segovia

Además, en la plaza podemos ver la estatua de Juan Bravo, un noble medieval castellano que fue decapitado tras la Guerra de los Comuneros o de las Comunidades de Castilla.

Segovia

El Torreón de Lozoya (donde se celebran eventos y exposiciones), dos estatuas mitológicas conocidas como «Sirenas» y varias casonas renacentistas del siglo XVI hacen que esta plaza sea un lugar que no os debéis perder en vuestro recorrido por Segovia.

Segovia

Alcázar

Voy con otro de los platos fuertes de Segovia, y es que el Alcázar es uno de los castillos más bonitos de España y me atrevo a decir que del mundo.

Quién no ha visto infinidad de veces la foto de este castillo de princesas que parece sacado de un cuento de hadas (y es que se dice que Walt Disney se inspiró en este castillo segoviano para idear el de Blancanieves ¿será cierto?).

Segovia

Por fuera es una preciosidad. Os impresionará su torre del homenaje, situada en el centro, el resto de torres con agujas puntiagudas tan características y diferentes a las de los castillos castellanos, su foso y su puente levadizo. Pero sería un pecado quedarse solo con la imagen exterior, ya que por dentro la historia inunda sus paredes.

Segovia

El Alcázar segoviano ha sido castro romano, fortaleza medieval, palacio real, custodio del tesoro real, prisión de estado y academia de artillería, vamos que lo han «amortizado» bien, jejeje.

Segovia
Segovia

Además ha sido testigo de acontecimientos claves de la Historia de España como la convocatoria de Cortes por el rey Alfonso X “el Sabio” en 1256, la proclamación de Isabel la Católica como Reina de Castilla en 1474 (que salió del Alcázar para ser coronada en la Plaza Mayor) o la boda de Felipe II con Ana de Austria en 1570.

Por dentro recorreréis diferentes salas que corresponden a distintas fechas de la construcción del palacio como la Sala del Palacio Viejo (con decoración mudéjar), la Sala de la Chimenea, la Sala de Armas o la Sala de la Galera con el impresionante mural de la coronación de Isabel la Católica.

Segovia

La sala del Trono o del Sodio tiene una especial importancia ya que en ella se encuentran los tronos bajo dosel con el blasón de los Reyes Católicos y su divisa «Tanto monta» (abreviación de tanto monta cortar como desatar).

Segovia

No olvidéis subir a la torre Juan II (las vistas son una maravilla) y recorrer cada recoveco de este increíble palacio.

Segovia
Segovia
Segovia

Los horarios y precios de las entradas los podeís ver en su web.

El mejor mirador del Alcazar: Mirador del Álcazar y los dos Valles

El Alcázar se puede ver desde diferentes perspectivas como por ejemplo la Plaza de la Reina Victoria Eugenia o desde la Pradera de San Marcos (yo diría que este último es el más popular) pero si queréis que os cuente un secreto, el mejor mirador del Alcázar no es ninguno de esos dos. Pero guardad el secreto, que por el momento está poco solicitado 🙂

¿Y cuál es? Apuntad bien y marcar en Google Maps este nombre: Mirador del Alcázar y los dos Valles, pasando un puente que hay en la Puerta de Arévalo y subiendo por un caminito hasta encontraros cara a cara con esta preciosidad. Todo esto andando (el coche lo podéis dejar en el parking gratuito de la pradera de San Marcos).

No es el mirador más accesible del mundo pero creedme que ver el atardecer desde aquí en soledad es una auténtica maravilla (al amanecer el sol lo iluminará, a nosotros nos pudo la pereza al día siguiente y no madrugamos).

Mirad las fotos y no me digáis que las vistas no son para quitarte el «sentio». ¿Es bonito o no?

Segovia

Las luces del castillo se encendieron y nosotros allí, con los trípodes y las cámaras, no paramos de fotografiar cada momento.

Segovia
Segovia

Se hizo la noche y la sesión de fotos terminó. Todo un espectáculo de mirador. Para mí, lo más bonito de todo Segovia sin duda alguna.

Segovia

Catedral de Segovia

La catedral de Segovia, llamada para ser exactos Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos de Segovia, es conocida como la Dama de las Catedrales por sus dimensiones (la tercera más grande de España) y su elegancia.

Segovia

Es una catedral construida entre los siglos XVI y XVIII, de estilo gótico con algunos rasgos renacentistas. Tiene planta de cruz latina, preciosas capillas y vidrieras y un claustro y una sala capitular que no os debéis perder.

Segovia

Os dejo el enlace a su página web para que veáis horarios y precios de las entrada.

Barrio Judío

En la Antigua Judería vivió una gran comunidad hebrea desde el siglo XII hasta su expulsión en 1492 ordenada por los Reyes Católicos (lo hicieron por la Puerta de San Andrés que os enseñaré a continuación) y es un lugar de Segovia con mucho encanto.

Callejuelas estrechas y empedradas por donde pasear sin seguir un itinerario fijo para poder disfrutarlas al máximo.

En esta zona encontraréis la Iglesia del Corpus Christi, que fue la Sinagoga Mayor de la ciudad hasta la expulsión de los judíos. Nosotros la encontramos cerrada.

Puerta de San Andres

Conocida como Arco del Socorro, por la imagen de la virgen del Socorro, la Puerta de San Andrés conserva su trazado original del siglo XI pese a haber sido restaurada por Carlos V y haber tenido varias transformaciones a lo largo de los años.

Segovia

Esta puerta tuvo mucha actividad, entre otras cosas porque daba paso a los judíos que se dirigían a su cementerio que se encontraba en el Pinarillo.

Segovia

En la puerta de San Andrés está el acceso a la muralla que rodea Segovia, desde donde podréis disfrutar de unas bonitas vistas del casco antiguo y del Alcázar.

Recorrer la Calle Real

En la Calle Real, principal arteria comercial de la ciudad, podréis encontrar desde tiendas de recuerdos, franquicias internacionales o comercios locales con productos de la tierra para volver a casa con el maletero lleno.

Además de esto, hay varios puntos a destacar en esta calle:

  • La Casa de los Picos con una curiosa fachada cubierta por picos de granito en relieve (del s.V) que me recordó muchísimo a la Casa de las Conchas de Salamanca. Actualmente es la sede de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Segovia.
  • Mirador de la Canaleja, justo antes de llegar a la Casa de los Picos y desde donde se puede ver la ciudad con la sierra al fondo y la famosa Mujer Muerta (una serie de montañas que dicen que tienen forma de mujer tumbada).
  • La Cárcel Vieja (o Cárcel Real), famosa porque aquí estuvo preso Lope de Vega. Actualmente es la Casa de Lectura de Segovia.
  • Palacio de Cascales, conocido también como “Palacio del Conde Alpuente” del siglo XV.
  • La Alhóndiga. Este antiguo almacén de grano del s XVI es hoy la sede del Archivo Histórico Municipal.

Iglesia de la Vera Cruz

La Iglesia de la Vera Cruz, cercana a la Pradera de San Marcos es famosa, ya que fue construida en el 1208 por los Templarios o la Orden del Santo Sepulcro tomando como modelo la iglesia del Santo Sepulcro y la Mezquita de la Roca, ambos en Jerusalén.

Segovia

A nosotros no nos dio tiempo a acercarnos y solo la fotografié desde el Alcázar pero, si podéis, no dudéis en incluirla en el tour por Segovia.

Comer cochinillo

Vaaale, ir a comer no debería ser un punto en el apartado de visitas, pero es que una visita a Segovia sin comer cochinillo es un pecado mortal.

La gastronomía segoviana es muy tradicional y obviamente no solo se compone de cochinillo (aunque es lo más conocido).
Los judiones de la granja, el lechazo (o cordero lechal), la sopa castellana (o sopas de ajo), los torreznos, la caldereta, el famoso chorizo de cantimpalos y el ponche segoviano son solo algunos ejemplos de lo que os vais a encontrar en la carta de los restaurantes. Yo os dejo ideas para que vayáis decidiendo qué pedir 🙂

Las dos veces que hemos visitado Segovia hemos reservado en dos lugares diferentes y en los dos comimos de lujo (como el cochinillo es pesado creo que es mejor reservar para comer que no para cenar).
Lo más importante es que reservéis, así evitaréis agobios y podréis elegir el restaurante que más os guste. Os digo algunos de los más recomendados:

Restaurante José María: Uno de los más emblemáticos de Segovia, con buena calidad y muy buen trato. No es barato pero un homenaje de vez en cuando hay que darse. A nosotros nos encantó.

Restaurante Bar El Sitio: Otro de los más recomendados de Segovia a precio algo más moderado.

Restaurante Mesón de Cándido: Archiconocido es el restaurante Cándido, con una decoración tradicional y una situación inmejorable ¡al lado del acueducto!. La comida está muy buena aunque es bastante caro. Como curiosidad tienen un montón de fotos de toda la gente famosa que ha ido a comer allí.

Asador Maribel: Una buena opción para comer cochinillo, lechazo o probar su menú del día a buen precio.

Restaurante Claustro de San Antonio el Real. Si os alojáis aquí terminar el día en el precioso claustro del Hotel San Antonio el Real es una maravilla. Buena comida, un ambiente super romántico y un precio acorde.

ALREDEDORES DE SEGOVIA

Si vuestra visita a Segovia es de más de un día, podéis dedicar el tiempo extra para ver algunas de las maravillas que hay muy cercanas a la capital.

La granja de San Ildefonso

Una de las visitas a combinar con Segovia más clásicas es ir al Palacio Real de La Granja de San Ildefonso.

Segovia

Situado a 11 kilómetros de la capital (en coche se llega en apenas 15 minutos) La Granja de San Ildefonso os teletransportará a los palacios franceses. Se dice que es un «mini Versalles» y es que aunque Felipe V nunca pretendió emular en La Granja la vasta escenografía monárquica de su abuelo, Luis XIV «Rey Sol», sí que quería levantar allí un palacio y unos jardines adornados con esculturas y fuentes que le recordaran su infancia en la corte francesa. La abundancia de agua, procedente de la montaña, fue uno de los mayores atractivos del lugar para Felipe V, ya que le permitió llenar el jardín de fuentes con juegos de agua espectaculares.
La creación de este Real Sitio fue su gran obra personal, donde quería retirarse.

Dentro del Palacio no se pueden sacar fotos, una pena pero una sorpresa a su vez, puesto que así no lleváis una idea de lo que os vais a encontrar. Ni mucho menos tiene la majestuosidad de Versalles (para los que hayáis estado sabréis de lo que hablo) pero a mí me gustó.

En el exterior en cambio si se pueden sacar todas las fotos que se quieran y el lugar las merece. Eso sí, si vais en verano mucho cuidado con las temperaturas, ya que pese a haber mucha sombra el calor puede ensombrecer la visita.

Las fuentes, realizadas en plomo para ser pintadas imitando bronce y mármol, y las estatuas de mármol, forman el conjunto escultórico de mayor riqueza y el mejor conservado de su época.

Además, el sistema hidráulico original se conserva a día de hoy y en determinadas fechas pueden verse todas las fuentes en funcionamiento (consultar fechas en su web).

La parte mala de esto es que al concentrarse los días y los horarios de encendido de las fuentes no esperéis verlas solos, estaréis junto a cientos de personas.

Pedraza

Situado a 37 kilómetros de Segovia, Pedraza es uno de los pueblos medievales más bonitos de la provincia de Segovia y está dentro de la lista oficial de los Pueblos más bonitos de España.

La Villa medieval amurallada, declarada Conjunto Monumental te hace retroceder en el tiempo, por lo que aparcad los coches (hay un parking antes de entrar en el pueblo pero probad suerte en el que hay junto a la Ermita de San Pedro, así os evitaréis subir la cuesta) y paseadla con calma. Sentaros a tomar algo, dedicadle un par de horas para poder saborearla al máximo, aquí las prisas están prohibidas.

La entrada a la villa se realiza por su puerta principal de la vieja muralla, la conocida como Arco de la Villa. Junto con el castillo es una de los pocos vestigios que quedan en Pedraza de los siglos XII y XIII.

Al cruzarla, se encuentra la Vieja Cárcel y después un entramado de callejuelas empedradas con casonas hidalgas y palacios que se empezaron a construir en el XVI y que harán que no paréis de sacar fotos.

La Plaza Mayor o plaza del ganado es uno de los platos fuertes de Pedraza, es una preciosidad que no os debéis perder. Sus soportales, la balconada del Ayuntamiento y la iglesia de San Juan son los espectadores de esta plaza.

Pero todavía no hemos terminado, porque una visita a Pedraza no está completa sin visitar su famoso Castillo.

El castillo de Pedraza fue construido en el s. XIII sobre los restos de fortificaciones anteriores, de origen romano y árabe. Fue reedificado en el s. XV por la familia de los Herrera, época de la que data la torre del homenaje.
En el s. XVI el castillo pertenecerá a los Fernández de Velasco, duques de Frías y Condestables de Castilla, quienes lo reformarán otorgando a la fortaleza el aspecto y estructura que conserva en nuestros días.


En el año 1926 Ignacio Zuloaga compró el castillo es un estado ruinoso y tras arreglar una de sus torres montó en ella su taller. Fueron sus herederos quienes rehabilitaron una segunda torre instalando en ella el Museo Ignacio Zuloaga (os dejo el enlace a su web) donde pueden contemplarse obras del artista junto bodegones flamencos del s. XVII, un Cristo de El Greco e incluso un cuadro de Goya en el que retrata a la condesa de Baena.  

Coca

Una visita que no realizamos en esta última escapada a Segovia pero que sí que lo hicimos anteriormente fue acercarnos hasta Coca para ver su famoso castillo.

Situado a 52 kilómetros de Segovia se encuentra este castillo, construido en el siglo XV y considerado como uno de los mejores exponentes de la arquitectura gótico-mudéjar española. Os aseguro que su belleza os impresionará.

Construido de ladrillo, es estiloso, elegante, de los que solo falta la princesa asomándose a la torre o que se abra la puerta y salga a caballo un príncipe con su armadura.

En su interior descubriréis una sala de armas, una escalera de caracol que os llevará a los diferentes niveles y unas preciosas vistas a los castillos de Cuéllar y de Íscar.

No os pongo fotos porque la calidad es muy mala y se ven muy borrosas (de cuando iba tan feliz con una cámara de bolsillo jajaja), si volvemos actualizaré el post y os lo enseño mejor.

Os dejo el enlace a su web para que veáis horarios y precios de las entradas.

También visitamos la Torre Mudéjar de San Nicolás, construida en el siglo XII a imitación de un minarete islámico.
Es lo que queda de la iglesia del mismo nombre derrumbada a finales el XVII.

Las Murallas medievales, la iglesia gótica de Santa María la Mayor o las esculturas de los «Verracos Ibéricos» son otros de los atractivos de Coca que no debéis dejar de visitar.

Y hasta aquí la visita a Segovia. Espero que os haya gustado y os anime a conocerla en vuestra próxima escapada.

Como siempre, cualquier duda podéis contactar conmigo mediante InstagramFacebook o a través de los comentarios del blog (en cada entrada o en el apartado de Contacto)
No olvidéis seguirme en ambas redes sociales para estar al día de todas las fotos y viajes que publico ¡Salud viajeros!