lugares imprescindibles en Marruecos

En la entrada Marruecos: Las mil y una noches tenéis toda la información detallada de la ruta que hicimos por el país vecino, pero si queréis ver de forma resumida los que para mí son los diez mejores lugares de Marruecos, aquellos que hacen que la visita a este país sea especial, no debéis perderos este post.
Esa mezcla de ciudades laberínticas, desiertos mágicos, palmerales y fortalezas de película te atrapará desde un primer momento y hará que en cuando vuelvas de Marruecos ya estés pensando en la próxima escapada al país vecino. ¡Empezamos!

1. Curtiduría de Chouwara. Esta curtiduría es uno de los lugares más pintorescos y representativos de Fez, un espectáculo de colores digno de ver y uno de los mejores lugares de Marruecos.
La curtiduría se encuentra rodeadas de tiendas con terrazas desde las que se puede observar el duro trabajo de los artesanos por lo que no os quedará más remedio que acudir a una de ellas. La entrada es gratuita y una persona os explicará el proceso de elaboración del cuero con el fin de que compréis después algo en la tienda (y os dará un ramillete de menta para mitigar el mal olor).
Os recomiendo que acudáis por la mañana ya que es cuando hay más actividad, así podréis ver la estampa tan típica de cientos de fosas repletas de tintes naturales y a los curtidores coloreando las piezas.

2. Zoco de Fez. Sigo con la increíble ciudad medieval de Fez y es que perderse por su laberíntica medina es todo un «must».
En el zoco de Fez sientes que el tiempo se ha detenido, parece que estás en otro mundo y en otra época, una sensación que me encanta tener en mis viajes.
Para mí es un lugar único en el mundo y eso que las fotos no hacen justicia a lo que ven los ojos. Hay que ver, escuchar, oler y sentir en primera persona el ambiente del zoco de Fez. Es por ello que es uno de mis diez mejores lugares de Marruecos.

3. Desierto de Erg Chebbi. No sé que tienen los desiertos que enamoran. Poder realizar un trayecto donde se ven idílicos oasis con palmeras en medio de las dunas, dormir en jaimas, escuchar música bereber alrededor del fuego o ver un amanecer que te deja sin palabras son solo algunas de las experiencias que viviréis allí. Por todas estas razones el desierto de Erg Chebbi se convierte en uno de los mejores lugares de Marruecos, que además recomiendo no perderos por nada del mundo (se nota que me gustó).

4. Chefchaouen. Chauen (o Chefchaouen) fue durante siglos una ciudad considerada sagrada, donde se prohibía la entrada a los extranjeros y por ello ha mantenido con pocas alteraciones toda su fisonomía medieval.
No hay una ruta establecida para recorrerla, lo mejor que podéis hacer es perderos por sus calles, sin rumbo. Veréis escalinatas, pasajes, patios interiores…este es el encanto de Chefchaouen. Cada rincón, cada fachada, cada puerta es una delicia fotográfica. Y todo azul, muy azul, el color característico de esta ciudad que os bloqueará la cámara de tanto usarla. Por todo esto no podía faltar en mi lista de los diez mejores lugares de Marruecos.

5. Hotel La Mamounia. ¿Un hotel en la lista de los mejores lugares de Marruecos? Si, así es, pero es que La Mamounia no es un hotel cualquiera, es un mundo aparte, es un destino en sí mismo.
Como dormir en él no está al alcance de cualquier bolsillo (cuesta unos 600 euros la noche) miramos de qué forma podíamos disfrutar de este hotel sin arruinarnos. Y dimos con la clave: el pase de un día con el que poder entrar en el hotel, disfrutar del spa y de su maravillosa piscina interior y exterior, darnos un masaje de 60 minutos y degustar una comida en uno de los restaurantes del hotel.
El hotel es una preciosidad. Sus patios, sus salones, sus jardines…pero es su piscina interior la joya del hotel. El universo de la Mamounia es algo único.

6. Ait Ben Haddou. Esta ciudad fortificada (también llamada Ksar, cuyo significado es castillo) declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, fue el escenario de películas tan famosas como La Reina del DesiertoPrince of PersiaGladiator, La Momia o la histórica Lawrence de Arabia. Pero no podemos olvidarnos de la serie por excelencia: Juego de Tronos.
Es el Ksar que mejor se conserva del país y es un claro ejemplo de la arquitectura del sur de Marruecos.
Las construcciones hechas de adobe y madera junto a las palmeras que dan color al desolador paisaje desértico hacen que Ait Ben Haddou parezca un decorado. Una imagen preciosa que lo coloca como uno de los lugares imprescindibles en Marruecos.

7. Plaza Yamaa el Fna. Exótica y con aires imperiales Marrakech está llena de contrastes. Y si algo me llamó la atención de esta ciudad fue su famosa plaza de Yamaa el Fna, donde el sonido de los tambores se mezclaba con las voces de los narradores de historias. Su olor era la mezcla de los puestos de comida que empezaban a calentar sus fogones y su ambiente un «popurrí» de encantadores de serpientes, domadores de monos (que pena me dieron…), carruajes, mujeres haciendo tatuajes de henna, dromedarios, turistas, locales…Todo lo que os podáis imaginar y más, lo encontrareis allí.

Marruecos

Pero si hay algo que me gustó especialmente fue poder ver el atardecer y la transformación que sufre la plaza desde las alturas (concretamente desde el Café De France). Desde allí es desde donde se aprecia la grandiosidad de la plaza de Yamaa el Fna. Desde abajo se vive, desde arriba se degusta con tranquilidad. Una de las imágenes típicas de Marrakech y una de las puestas de sol más famosas del mundo que no debéis perderos si visitáis la ciudad. Es única y por ello tiene un puesto en mi lista de los mejores lugares de Marruecos.


8. Zoco de Marrakech. Y continúo con la ciudad de Marrakech. El zoco de Marrakech es uno de los zocos más celebres del mundo y todo el que visita la ciudad tiene en mente estos establecimientos hacinados unos junto a otros con artículos de cuero (las famosas babuchas), de metal (por ejemplo teteras o lámparas), alfombras, cerámica, joyas, productos gastronómicos (dátiles, aceitunas, especias…), productos cosméticos (como el famoso aceite de Argán), herbolarios, souvenirs etc. Todo lo que te puedas imaginar lo tienes en el zoco de Marrakech.

Orientarse no es nada fácil aunque al final todos los caminos conducen a Jamaa El Fna. Es un laberinto de compras en el que la única regla es no acudir el viernes por la mañana (ya que cierran) y tener en cuenta su horario de 9 a 19 horas. Dejaros llevar por sus laberínticas calles y disfrutéis de una experiencia única y de uno de los diez mejores lugares de Marruecos.

9. Gargantas del Dadés y Todra. Estas dos visitas forman parte de la ruta que haréis si visitáis el desierto de Erg Chebbi. Ambos valles os mostrarán gargantas y cañones kársticos, palmerales, pueblos y kasbahs que hacen que el paisaje sea muy auténtico. Marruecos 100%.

Había leído que la Garganta del Todra era uno de los cañones rocosos más espectaculares, sus paredes de roca alcanzan los 300 metros, os podéis imaginar la impresión.

La garganta del Dadès es un profundo barranco o desfiladero de localizado en el Alto Atlas. Uno de sus puntos más importantes son los llamados «dedos de Dios» o «dedos de mono» unas curiosas formaciones rocosas compuestas por estratos de arenisca rojiza.

Sin duda ambas visitas y sobretodo el paisaje que veréis por el camino hacen que ambas estén en mi lista de mejores lugares que visitar en Marruecos.

10. Los riads. Para mí una de las cosas más especiales en el viaje a Marruecos fue el alojamiento. Los riads son auténticos oasis de tranquilidad, donde parece que entras en otra atmósfera, en otro mundo separado del ruido y del caos de las ciudades marroquíes.

Un riad, que en árabe significa jardín, es una casa tradicional árabe que se caracteriza por tener un patio interior alrededor del cual se distribuyen las habitaciones y algunas zonas comunes. El disfrutar de estas maravillas tan auténticas es una experiencia por sí sola, tanto como cualquier otra visita de la ruta. Ya veréis como de inmediato los riads irán a vuestra lista de las mejores experiencias de Marruecos.

Marruecos

Esta lista de los mejores lugares de Marruecos me gustaría completarla con lugares como las Cascadas de Ouzoud, Tánger, Volubilis, Meknès o Essauoira, por lo que voy a tener que hacer otra visita a Marruecos para verlos con mis propios ojos y saber si son merecedores de estar aquí 🙂

Como siempre muchísimas gracias por leerme y cualquier duda podéis contactar conmigo mediante Instagram, Facebook o a través de los comentarios del blog.

No os olvidéis de seguirme en ambas redes sociales para estar al día de todas las fotos y viajes que publico. ¡Salud viajeros!